La cena de empresa de Navidad y sus peligros

Se acerca el momento en que una gran parte de las empresas, rompen por un día la rutina laboral diaria y celebran la cena de navidad de la empresa, es un buen momento para dejar a un lado el trabajo y disfrutar en un ambiente distendido con los compañeros; Pero cuidado, en ocasiones este ambiente distendido lleva a situaciones que pueden tener consecuencias indeseadas para el trabajador.

No hay que olvidar que el Estatuto de los Trabajadores recoge como un incumplimiento grave de las obligaciones del trabajador las ofensas verbales o físicas, tanto al empresario como a cualquier compañero. Hay que tener muy claro, que este comportamiento puede ser sancionado por la empresa tanto en el ámbito del centro de trabajo como fuera de él, reuniones, actos de formación, actividades de grupo o cenas de empresa, como es el caso que nos ocupa.

En cualquier caso, como es lógico la empresa deberá respetar lo establecido en el Convenio Colectivo de aplicación, pero es importante recordar que aunque en un ambiente festivo y distendido, no deja de ser un acto organizado por la empresa y el poder disciplinario de la misma, puede extenderse a él.